Haga clic en el enlace para ver el artículo correspondiente:

Tiempo, Muerte y Resurrección de Lucio Dante
Rogelianas
Una Cita y una Carta
Prólogo a La Gayola
Fuentes DIXIT
Semana sin viernes al cine
A life that does not forget
HONROSA DISTINCIÓN
El pez y el segundo
Sobre Temas y Siglos Nuevos
Un Taconeo Inmortal
Vida que olvida
Prólogo a Héroes a Medio Tiempo: Los Nuevos Cuentos de Justo Arroyo
Capricornio en Gris de Justo Arroyo
Entrevista: La literatura panameña está en pleno apogeo, Justo Arroyo
Esperanza de Luz tras las Rejas
Pasa la vida Justo Arroyo y el olvido
Raúl
Cuento: La Ofrenda (Audio)
Cuento: El Prejuicio: La razón de los tontos (Audio)
Lucio Dante Resucita: Una Novela de Aprendizaje
Otra Luz
En la literatura panameña hay mucho papel desgastado




CAPRICORNIO EN GRIS DE JUSTO ARROYO
Por Jaime García Saucedo

Justo Arroyo es uno de esos casos en nuestras letras panameñas que me atrevo a denominar de "sui generis" por la constante y sorprendente renovación que ha sufrido en este ámbito literario que nos cobija. Su talento rebasa las fronteras con justicia, luego de varios triunfos merecidos que proceden desde 1966 con la aparición de su primera novela La gayola que tuve oportunidad de degustar junto con otra obra del mismo género, titulada Dedos (1970) durante mis estudios de letras iberoamericanas en la Universidad Autónoma de México por el año de 1972, cuando los "cuates" me hablaban mucho de este paisano mío, harto conocido por todos los predios del claustro de Humanidades y con el cual, paradójicamente, aún no había tenido el gusto de ni siquiera intercambiar un saludo; todo ello se debía a que éramos paralelos trashumantes buscando doctorados que luego me llevaron hacia Suramérica y a él hacia Centroamérica.

Justo Arroyo siguió más tarde su tercer acto creativo en 1971 con la novela Dejando atrás al hombre de celofán, la cual obtuvo el máximo galardón literario nacional (Premio Ricardo Miró) hasta el año siguiente, cuando repitió su triunfo pero esta vez en el género de cuento, con Capricornio en gris.

Justo Arroyo nació en Colón, provincia istmeña de atlánticas sustancias, donde se han fermentado buenos trovadores así como también narradores que ya figuran con luz propia en el universo de la creatividad literaria. Justo Arroyo sale, precisamente, de esa cosecha esencialmente costeña que aprende, desde temprano, a escrutar el océano cual vigías enamorados de la rosa de los vientos y que se hinchan los pulmones con toda la sal del mundo que riela de ola en ola allende la costa canalera: él pertenece a esta raza de amanuenses vivenciales.

Capricornio en gris contiene relatos flexibles, lúcidos, jamás herméticos, pero para todos los mundos y todas las almas receptoras; es, en fin, el amasijo total de todos esos antecedentes cotidianos que van más allá de lo anecdótico y circundante, revelándonos capacidad y buenas maneras de narrar siempre apoyados en un marco referencial justificable para un hombre que ama las letras y ha dejado sus huellas de peripatético consuetudinario por las alturas transparentes del "de-efe".

Capricornio en gris, en su tercera edición, es el producto de un grupo llamado Grupo Editorial Encuentro, el cual rompe con la inercia en el medio en cuanto a ediciones se refiere. Este asunto de las ediciones panameñas es algo que ha sido harto discutido y analizado por nuestros intelectuales, sin embargo, la edición de esta obra de Justo Arroyo, con preciosa portada de Ricardo Zarak, nos anima a continuar en la brega de la producción, no importa los obstáculos que haya por delante.

El relatario Capricornio en gris está conformado por 10 cuentos que son: El jazzista y su mujer, Lo imposible, Géminis, Capricornio en gris, Decir mañana, Revelación, Dos, …y fue entonces, Acuario viene a almorzar, En 33-1/3.

Con tan buenas muestras de capacidad narrativa, Justo Arroyo nos hace cómplices de sus esferas íntimas donde pululan aquí y allá mujeres y hombres en franco desafío ante las aperturas cotidianas que son inesperadas, sencillamente sazonadas con efectos que asemejan a fotogramas en movimiento y que permiten suponer mucho amor por el cine, a la manera de Manuel Puig, el escritor "pop", según los críticos suramericanos.

La obra tiene buena fluidez narrativa, es decir, ritmo prosístico aceptable -valiosa virtud- y expresa situaciones hilvanadas con tino estilístico que nos conducen hacia elementos lingüísticos paralelos al "glígico", (lenguaje inventado por Julio Cortázar para la novela Rayuela), tal y como es el caso de los términos colados al final de la tercera parte del relato Capricornio en gris: "eclitar" y "polestionero nusalde".

El "fluir de la conciencia" stream of consciousness" o de lo subyacente es algo que me resulta bastante enfático en todos los cuentos de Justo Arroyo, al punto que se puede afirmar que la introspección y el yo omnisciente es total y absoluto. Tal efecto se ofrece por medio del amasijo de proposiciones que buscan con afán encabalgamientos presurosos del texto sin caer en el ofuscamiento del mismo.

Capricornio en gris es, en fin, una sola anécdota, desarrollada hasta sus últimas consecuencias y sutilmente enriquecida por un idioma dúctil, insuflado de fórmulas verbales aparentemente ingenuas pero profundas en sus cargas anímicas.

Los textos de la obra revelan talento, imaginación y tratamiento fino en que los hilos conductores transportan, como en viaje fugaz, a caracteres y atmósferas; son cuentos cabales, bien estructurados en la medida espacial en que el creador los enclaustra.

Por otro lado, se advierte en algunos de éstos, sobre todo en el cuento que sirve de título para el libro, un sostenido suspenso narrativo que jamás nos anticipa lo que irá a suceder, de ahí que nunca pierde el efecto anecdótico.

Capricornio en gris se renueva con esta edición después de casi diez años de haber triunfado en el Concurso Nacional de Literatura Ricardo Miró y también nos ofrece a un escritor panameño fresco quien, junto con Darío Herrera y Nacho Valdés, es uno de los representantes más auténticos y renovadores de toda nuestra narrativa en el género del cuento.

«Volver Arriba»


« Anterior   -   11    12    13    14    15   -    Siguiente »


Inicio | Cronología | Bibliografía | Testimonios | Mixtifori | Mensajes

Copyright © 2009, Justo Arroyo.