Haga clic en el enlace para ver el artículo correspondiente:

Tiempo, Muerte y Resurrección de Lucio Dante
Rogelianas
Una Cita y una Carta
Prólogo a La Gayola
Fuentes DIXIT
Semana sin viernes al cine
A life that does not forget
HONROSA DISTINCIÓN
El pez y el segundo
Sobre Temas y Siglos Nuevos
Un Taconeo Inmortal
Vida que olvida
Prólogo a Héroes a Medio Tiempo: Los Nuevos Cuentos de Justo Arroyo
Capricornio en Gris de Justo Arroyo
Entrevista: La literatura panameña está en pleno apogeo, Justo Arroyo
Esperanza de Luz tras las Rejas
Pasa la vida Justo Arroyo y el olvido
Raúl
Cuento: La Ofrenda (Audio)
Cuento: El Prejuicio: La razón de los tontos (Audio)
Lucio Dante Resucita: Una Novela de Aprendizaje
Otra Luz
En la literatura panameña hay mucho papel desgastado




EL PEZ Y EL SEGUNDO
POR BENEDICTO VÍQUEZ GUZMÁN,
COSTARRICENSE, EN SU PÁGINA EL ARTE LITERARIO Y SU POESÍA



A pesar de que no es un escritor costarricense sino panameño, la novela El pez y el segundo se publicó en Costa Rica por la editorial centroamericana Educa y de alguna manera ha tenido influencia en Costa Rica. De todas maneras nos parece importante comentarla. Las otras novelas no serán consideradas aquí.

Esta novela se publicó en 1979.

Realmente no es una novela sino un relato pero la lectura de ella fue una grata sorpresa por dos razones. Es el primer relato literario que utiliza un narrador en segunda persona singular y el realismo maravilloso como una técnica literaria. La literatura costarricense y la novela en particular se ha apegado tanto al realismo que forma parte de su misma razón de ser y ha creado un gusto literario apegado a este movimiento. No importa si es crítico, con énfasis naturalista o modernista, lo importante es que sea lo más apegado a la realidad concreta posible y ha abandonado todo intento de ir más allá de esta visión. Por esto es asombroso conocer narraciones que rehúyen de él o lo combinen con elementos extraños, maravillosos o fantásticos. Esto recién comienza a verse en escritores actuales, tales como Fernando Durán Ayanegui, Rafael Ángel Herra y Tatiana Lobo, sin olvidar los cuentos de Alfredo Cardona peña, Fábula Contada.

La novela, El Pez y el segundo (1) ofrece un argumento sencillo, es el clásico triángulo amoroso. Alberto, un joven profesor conoce a una compañera, también profesora y poco a poco, establece una amistad con ella que los lleva a tener relaciones sexuales clandestinas hasta que el esposo de ella se entera y los sorprende en casa de Alberto y los mata.

Es un relato que inicia con la consumación del acto sexual y después abre el proceso rápido e intenso de su conocimiento y concertación de la cita de amor y su asesinato al final. Un desenlace sino esperado previsible. Esta trama es corriente sino fuera porque desde el inicio del relato aparece "El Segundo", una especie de ego, otro yo, su conciencia que se materializa y no sólo va narrando los acontecimientos de la relación de los amantes sino que les endilga su mal proceder, les hace hincapié de lo incorrecto de sus actos desde un punto de vista racional, objetivo y sin moralismos, hasta que llega al final donde se cumplen sus predicciones. El otro personaje que aparece como un recipiente que espera solo su desenlace es "El Pez". Se presenta definido al principio del relato y al final del mismo, para devorarlo, triturarlo y desaparecerlo en su vientre una vez que ha sido asesinado.

Otro aspecto que se debe señalar es que tras los amantes existen dos familias. Ambos son casados. Alberto tiene a su esposa embarazada de su primer hijo y ella (no aparecen nombres) es madre de dos hijos. Tiene un esposo ejemplar que le satisface todos sus caprichos, le estima y viven cómodamente una vida deseada por cualquiera. Ninguna familia presenta fisuras que permitan esperar un cambio en su status social y familiar. Esto le recrimina "El Segundo" constantemente a Alberto. ¿Por qué cambiar una rutina, un orden social positivo por otro, que si bien puede ser distinto, no es más que otro orden, otra programación, posiblemente peor que el anterior? Por supuesto Alberto sigue adelante en sus propósitos y su amante le exige definir con prontitud la situación futura de su relación y le da plazo hasta que su hijo nazca. Es precisamente en ese momento que se dan cita para discutirlo pero Alberto no desea destruir su hogar y ella sale de la casa de él muy enojada. En la misma puerta la espera su marido y los mata a los dos.

Sin ser un dechado de obra literaria este relato se sale de la modorra del realismo de nuestra literatura y ofrece otras aristas que desde hace muchos años han venido desarrollando los escritores latinoamericanos con gran éxito.

(1) Arroyo Justo. El Pez y el Segundo. Editorial EDUCA. San José Costa Rica, 1979.

«Volver Arriba»


« Anterior   -   7    8    9    10   11   -    Siguiente »


Inicio | Cronología | Bibliografía | Testimonios | Mixtifori | Mensajes

Copyright © 2009, Justo Arroyo.